seguridad obra en invierno

Cómo aumentar la seguridad en la obra en los meses de invierno

Publicado en

El frío puede ser un mal aliado durante los trabajos en una obra. Las bajas temperaturas no solo generan incomodidad, sino también distracciones, dificultades para realizar determinadas tareas y movimientos del cuerpo, riesgos de deslizamientos por el hielo o provocar enfermedades que causan bajas laborales. Por ello, es necesario tomar una serie de medidas para garantizar la seguridad en la obra en invierno

El frío puede fomentar la aparición de trastornos músculo-esqueléticos, que es la primera causa de baja laboral temporal. Además, puede provocar hipersensibilidad y alergia al frío, propiciar la aparición de afecciones respiratorias, como asma o bronquitis, cardiovasculares, articulares y digestivas… que culmina con la hipotermia. Todo esto obliga a ofrecer un correcto equipamiento de seguridad de obra en invierno.

Seguridad en la obra en invierno

Como acabamos de mencionar, las bajas temperaturas y las heladas pueden ser una seria amenaza para la seguridad de los trabajadores cuando se realiza una obra, tanto exterior como interior. Por ello, es necesario adoptar una serie de medidas para reducir el riesgo y garantizar la seguridad laboral en la obra en invierno. 

seguridad en obra en invierno

Trabajar durante los períodos de invierno, tanto en interiores como en exteriores, significa exponer a los trabajadores a condiciones climáticas difíciles. Las bajas temperaturas afectan en gran medida la actividad laboral, pudiendo disminuir la concentración o la motricidad.

Todo esto obliga a los responsables de garantizar la seguridad en la obra en invierno no solo a evaluar las condiciones externas del entorno de trabajo, sino también prestar especial atención a la condición física de los trabajadores y dotarlo de un equipamiento de seguridad de obra para el invierno.

Prevención en una obra en invierno

Antes incluso de iniciar un proyecto de obra en invierno, es preciso adoptar una serie de medidas de prevención que detallamos a continuación:

  • Medidas técnicas de trabajo: aunque la obra se lleve a cabo en exteriores, es bueno contar con una caseta aislada equipada con calefacción y bebidas calientes. Por su parte, en trabajos interiores sería adecuado instalar aislamientos o mecanismos automáticos que reduzcan la carga de trabajo manual.
  • Buena visibilidad: en invierno, los días son más cortos, lo que se traduce en menos horas de luz por las tardes y esto obliga a los trabajadores a realizar sus tareas con poca luz. De cara a los trabajos en exteriores, la escasa luz aumenta el riesgo de colisión o sufrir lesiones. 

Para mejorar la seguridad laboral en la obra en invierno es importante, por tanto, iluminar adecuadamente el área de trabajo utilizando generadores eléctricos y equipos de iluminación, además de comprar ropa útil para los trabajadores y equipar la maquinaria con luces y letreros reflectantes.

grupo electrógeno obra
  • Buena organización: relacionado con el punto anterior, hay que prestar más atención a las horas de trabajo durante el día en invierno. Al haber menos horas de luz, es importante organizar correctamente los trabajos más pesados, planificándolos durante las horas más calurosas. Igualmente, importante es también el momento de la pausa y la gestión de turnos para no cansar demasiado al operador.
  • Utilizar un equipo adecuado: para trabajar en una obra en invierno es importante invertir en maquinaria y herramientas duraderas fabricadas con materiales de calidad, capaces de resistir las heladas y la lluvia, garantizando la seguridad laboral en invierno incluso en terrenos resbaladizos. En Kiloutou, disponemos de calefactores industriales para proteger a los trabajadores del frío. 
calefactor industrial obra
  • Medidas preventivas personales: para reducir la pérdida de calor corporal es conveniente seleccionar la vestimenta adecuada que además facilite la evaporación de sudor. En este sentido hay que destacar que en determinados trabajos la ropa funciona como EPI en la prevención de riesgos laborales.

Otras medidas de prevención

medidas de prevención en obra invierno

Otras medidas de prevención son la ingesta de líquidos calientes, la disminución del consumo de café, la sustitución de la ropa humedecida, así como el control del ritmo de trabajo. Además, también es esencial el suministro de calor externo estableciendo pausas para calentarse en una zona habilitada.

Por último, es muy importante antes de enfrentarse a situaciones de frío en el trabajo que los propios empleados estén formados, porque se trata de una herramienta indispensable para controlar tanto los riesgos como las medidas a adoptar.

En definitiva, a la hora de llevar a cabo un proyecto de construcción, además de contar con los equipos y máquinas necesarios, es necesario dedicar especial atención a la seguridad en el lugar de trabajo. Muchas empresas invierten una buena parte de su dedicación y presupuesto al control y cumplimiento de las medidas de prevención en obras en invierno. Para saber más, solo tienes que ponerte en contacto con Kiloutou. Nuestros expertos te asesorarán el mejor alquiler de equipamiento de construcción y  seguridad en obra para garantizar la seguridad en tu proyecto.